martes, 17 de octubre de 2017

La metáfora del árbol de las competencias emocionales

http://justificaturespuesta.com/la-piramide-de-las-competencias-emocionales/

Competencias emocionales. Hoy vengo a hablarte en esta entrada sobre el término competencias emocionales. Pero tengo la intención de hacerlo a través de una metáfora que te ayudará reflexionar sobre tus propias emociones, sobre la visión que tienes de ti mismo y de los que te rodean. A esta metáfora la he denominado el árbol de las competencias emocionales.

¿Preparado para emociones fuertes? ¿Listo para saber más acerca de las competencias emocionales? Si es así, te invito a que me acompañes en la lectura de este artículo. Sin más demora, zarpamos…

El árbol de las competencias emocionales.

Cuando pensamos en un árbol, lo hacemos distinguiendo tres grandes partes:
  • Raíces. Son los pilares, los fundamentos del árbol. Las raíces de las personas parten de la habilidad de comprender y respetar a la otra persona, obteniendo de ella su respeto y confianza. Sin raíz, no hay árbol.
  • Tronco. El tronco es el camino que conduce a las hojas, a las ramas, a los frutos, es decir, a la consecución de los logros.
  • Hojas. La hoja, como el fruto, es el resultado final, el logro, la consecución del objetivo deseado.
Pues bien, para relacionar las partes del árbol con las competencias emocionales, he dividido estas competencias en tres grandes grupos:
  • Competencias emocionales ejecutivas
  • Competencias emocionales básicas
  • Competencias emocionales subyacentes
Si relacionamos las partes del árbol con los tipos de competencias emocionales, quedaría así:
  • Competencias emocionales ejecutivas = hojas (frutos)
  • Competencias emocionales básicas = tronco
  • Competencias emocionales subyacentes = raíces
A continuación, lo que haré seré desarrollar cada uno de los tipos de competencias.
1. Competencias emocionales ejecutivas (hojas). Estas competencias se pueden agrupar en nueve clases y están relacionadas con las habilidades. Son estas:
  • Trabajo en equipo. Reglas y respeto por todos los miembros del equipo.
  • Comunicación efectiva. Se trata de encontrar el estilo de comunicación y las aptitudes que mejor se adapten par la consecución de un logro. Requiere una escucha atenta.
  • Gestión del estrés. El estrés se entiende como una respuesta natural a la supervivencia y no como algo negativo. De lo que se trata es de aprender a identificar las fuentes de estrés.
  • Gestión de la incertidumbre. Parte del diálogo que uno mantiene consigo mismo y, sobre todo, aprendiendo del pasado y teniendo una alta dosis de confianza.
  • Catalización del cambio. Las personas catalizadoras son aquellas que con su presencia con capaces de acompañar y acelerar determinados procesos en beneficio de personas, sociedades o grupos.
  • Delegación. Delegar es la capacidad de compartir liderazgo.
  • Asertividad. Capacidad de conocer tus propios derechos y defenderlos. Si quieres saber más sobre asertividad, te recomiendo la lectura de este enlace.
  • Capacidad de negociación. La negociación supone una habilidad para crear un ambiente propicio para un acuerdo mutuo. En este sentido es fundamental cuidar el ambiente de la negociación y obtener así compromisos duraderos.
  • Escucha activa. La escucha activa es el esfuerzo físico y mental de querer captar la totalidad del mensaje del otro y, al mismo tiempo, tratar de interpretar correctamente su significado. Para saber más sobre el término escucha activa, te remito al siguiente enlace.
2. Competencias emocionales básicas (tronco). Aunque son menos visibles que las ejecutivas, tienen una importancia fundamental en la relación con uno mismo y con los demás. Se agrupan en seis tipos:
  • Flexibilidad. Consiste en la capacidad de las personas de adaptarse a situaciones nuevas, impredecibles y poco o no familiares.
  • Estilo emocional. Se centra en la proactividad y la reactividad ante una situación determinada. Para saber la diferencia entre ser proactivo y reactivo, te remito al siguiente enlace.
  • Creatividad. La creatividad emocional es la capacidad que tienen las personas de realizar propuestas creativas con el fin de dar solución a situaciones distintas y partiendo de su experiencia vital y la forma de sentir e interpretar sus emociones.
  • Empatía. Consiste en saberse poner en la piel del otro. Para saber más sobre el término empatía, te remito a este enlace.
  • Iniciativa. La iniciativa es la actitud de adelantarse de forma activa a un acontecimiento. La iniciativa también es capaz de plantear nuevas opciones con el fin de cambiar o mejorar una situación.
  • Optimismo. Consiste en insistir en los objetivos pese a los contratiempos que pueden surgir.
3. Competencias emocionales subyacentes (raíces). Aunque son menos numerosas que las ejecutivas y las básicas son las que, en definitiva, nos sustentan. Se organizan en cuatro tipos:
  • Percepción de los otros. Proceso por el cual se pretende conocer y comprender a otras personas.
  • Autoconocimiento. Consiste en aprender a conocerse a sí mismo y detectar los puntos fuertes y las debilidades.
  • Autorregulación. Se centra en saber dominar los propios sentimientos e impulsos.
  • Autoestima. Tiene que ver con las percepciones, pensamientos, sentimientos y comportamientos hacia nuestro cuerpo y hacia nuestro carácter.

El árbol de las consecuencias como metáfora del liderazgo. A modo de conclusión.

Si he querido incidir en este artículo sobre las competencias emocionales es porque pienso que son la clave para el liderazgo. Un liderazgo que parte de saber quién eres, pero que ineludiblemente acaba por proyectarse hacia el otro.
Como personas, necesitamos las raíces para sustentarnos, el tronco para proyectarnos y las hojas o frutos para tomar plena conciencia de los logros que luego compartiremos con las personas que tenemos a nuestro lado. Pero,
¿qué me ha enseñado la metáfora del árbol?
La metáfora del árbol acerca de las competencias emocionales me ha enseñado que en muchas ocasiones nos centramos más en las competencias emocionales más visibles, es decir, las competencias emocionales ejecutivas, cuando el verdadero trabajo está en consolidar nuestras raíces, las competencias emocionales subyacentes, para que crecer sano y fuerte y que nada ni nadie consiga torcer nuestro crecimiento personal.
Terminaré esta entrada con una frase de Martin Luther King que reza así:
Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol, (M. L. King)

17 Alternativas a la típica pregunta: ¿qué has hecho hoy en la escuela?

El artículo de hoy tiene la intención de ir un poco más allá de la típica pregunta a la que muchos padres recurren después de que sus hijos hayan acabado su jornada en la escuela:
¿Qué has hecho hoy en la escuela?
Aunque sea una pregunta abierta y que predispone para la reflexión, el hecho de que sea tan general hace que en muchas ocasiones quede sin respuesta o la respuesta que se dé sea muy vaga o imprecisa.
Es por ello que quiero daros a conocer en esta entrada 17 preguntas que de alguna manera pueden ayudaros como padres a evaluar cómo vive el alumno el aprendizaje en su centro educativo.
Así que no os entretengo más y doy paso a la redacción del artículo.
Zarpamos…
escuela
Imagen extraída de Shutterstock

25 Alternativas para padres a la clásica pregunta ¿qué has hecho en en la escuela?

1. ¿Qué pregunta has realizado hoy en clase?
  • La intención es descubrir si tiene interés por alguna asignatura en concreto. La respuesta debe servir para iniciar un diálogo sobre sus intereses y que guarde relación con la pregunta que ha formulado vuestro hijo.
  • En caso de que siempre responda con un “nada” también nos ofrece información sobre el rol en el aula, su introversión o timidez, su falta de comprensión acerca de las asignaturas, etc.
2. ¿Qué palabra nueva has descubierto?
  • La finalidad es que os diga la palabra para que luego le pidáis que os la defina o explique con sus palabras.
3. ¿Qué te ha hecho sonreír en clase?
  • Puede dar información sobre qué roles hay en las clases o en el patio. La escuela es un espacio para el aprendizaje, pero este aprendizaje no tiene por qué excluir la sonrisa.
4. ¿Cuál ha sido hoy tu momento favorito en la escuela?
  • Invita a que vuestro hijo reflexione sobre el día que a pasado en la escuela. Si no se le ocurre nada, se puede concretar con una clase en concreto o un momento en el patio.
  • Se puede alternar de vez en cuando con un momento negativo que les haya pasado a ellos o a algún compañero de clase o centro.
5. ¿Qué has aprendido nuevo hoy?
  • Invita a la reflexión sobre la adquisisión de nuevos aprendizajes. Descubrir lo que recuerda vuestro hijo ayuda a saber acerca de sus intereses.
6. ¿Qué compañero de clase te preocupa?
  • Pregunta que quiere incidir sobre la empatía que vuestro hijo es capaz de sentir hacia otros compañeros. Sobre esta pregunta te recomiendo lo que se denomina el mapa de la empatía. ¡Os encatará!
7. ¿En qué clase has prestado más atención?
  • Incide de nuevo sobre lo intereses de vuestro hijo. También da pistas sobre el docente y la forma en que enseña.
8. ¿Qué palabra elegirías para definir cómo te ha ido el día en la escuela?
  • No es una pregunta de fácil respuesta. Por ello, en función de la edad de vuestro hijo se puede, por ejemplo, ofrecer tres adjetivos que os den pistas para continuar la conversación.
9. ¿Has ayudado a algún compañero en alguna de las clases de hoy?
  • Ayuda a saber qué relación tiene vuestro hijo con los compañeros y su interacción en el aula.
10. ¿Qué te han enseñado hoy que ya sabías?
  • Sirve para reforzar su confianza y su autoestima. También permite que os hable acerca de aquello que sabe y refuerce así su aprendizaje. Así demostráis que os interesáis no sólo por lo que aprende, sino por lo que ya sabe.
11. ¿En qué clase has hecho algo creativo?
  • Puede servir para descubrir en qué clases se trabaja de una manera diferente.
12. ¿En qué clase el tiempo te ha pasado más rápido?
  • Incide sobre los intereses, la metodología o la forma de enseñar de un determinado docente.
13. ¿En qué clase te has sentido más a gusto?
  • Ayuda a que vuestro hijo recuerde que en clase uno se puede sentir bien y a gusto aprendiendo. Se trata de otra pregunta relacionada con sus intereses.
14. ¿Con quién has pasado el tiempo de recreo?
  • Evita la pregunta de carácter más inquisitorio y ofrece una respuesta fácil con la que luego formular otras preguntas que os permitan saber con quién se relaciona.
15. ¿Ha habido algún maestro que se haya dirigido a ti para decirte algo?
  • Incide de manera directa en la forma con que los docentes se relacionan directamente con vuestros hijos.
16. ¿Dónde te sientas en clase?
  • Puede dar pistas sobre el grado de atención y concentración en el aula y sobre su rendimiento académico. A esta pregunta le puede seguir la de con quién se sienta.
17. ¿En qué has pensado durante el trayecto de la escuela a casa?
  • Esta pregunta invita a la reflexión sobre el momento inmediato de abandonar la escuela.
.
Todas estas preguntas no son un punto de llegada, sino un punto de partida, es decir, la idea es que la primera pregunta que formuléis a vuestros hijos cuando llegan a casa sea de muy fácil respuesta. Esto propicia que podáis avanzar en la conversación.
Cuando se pregunta cómo ha ido hoy la escuela, la mayoría de las veces se responde con un “bien”. Esta respuesta lo que ocasiona es que se corte la conversación de golpe y se pierde una magnífica oportunidad para conversar y reflexionar sobre su jornada escolar.

Un error común al formular la primera pregunta a vuestro hijo cuando llegan a casa.

Hay un aspecto que me gustaría señala sobre la primera pregunta que le hacéis a vuestro hijo y que no radica en la pregunta en sí, sino en las condiciones que se formula. Me explico.
Un error común es hacer la pregunta en las siguientes condiciones:
  • No mirando a vuestros hijos.
  • Formulando la pregunta cuando se están en espacios distintos, por ejemplo, vosotros  en el comedor y ellos en el pasillo o en su habitación.
  • Formulando la pregunta mientras se está haciendo algo a la vez como, por ejemplo, preparar la cena, mirar el móvil, ver las noticias.
Este tipo de situación hace que por muy buena que sea la pregunta que formuléis, el error es que no trabaja la escucha activa, la escucha plena hacia vuestro hijo.
De lo que se trata es de hacer la pregunta con vuestro hijo delante, en un momento en el que no hacéis nada más que formular la pregunta y hacerlo en un espacio donde vuestro hijo se sienta cómodo y tenga tiempo de llevar a cabo un diálogo productivo con vosotros.
Por tanto, tal vez es mejor saludar a vuestro hijo cuando llega y esperar el momento propicio para formular algunas de las 17 preguntas que he compartido con vosotros a modo de ejemplo.
http://justificaturespuesta.com/preguntas-padres-escuela/
¿Crees que este artículo puede ser útil a otros padres? Si es así te animo a que lo compartáis con otras familias. Gracias una vez más por vuestra generosidad.

Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol, (M. L. King)

Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol, (M. L. King

jueves, 28 de septiembre de 2017

Bienvenida


Mi  nombre es Victoria, soy alumna de 4º curso del grado de Educación Social, en la Universidad de Extremadura.
Voy a estar realizando mis prácticas en la Mancomunidad Sierra de Montánchez, durante 3 meses.
 A continuación os voy a contar un poco sobre la educación social y el motivo por el cual estoy realizando aquí mis prácticas.


¿Quién es el educador social? 
El educador social es un agente de cambio social, dinamizador  de  personas y grupos sociales que a través de estrategias  educativo sociales (psicológicas y pedagógicas)  logra la adaptación de las personas al entorno social, político económico y cultural en el que conviven, a comprenderlo y a integrarse adecuadamente.

¿Por qué elegí la mancomunidad de sierra de Montánchez para hacer mis prácticas?
Uno de los principales motivos es debido a la variedad de ámbitos con los que se trabaja desde aquí, ya que desde mi opinión puedo aprender bastante más que estando por ejemplo en un lugar en el que sólo trabajen con un solo ámbito. Además considero que será mas frucítfero para mi futuro laboral.

¿Qué asignaturas me van a ser de utilidad?
Con respecto a las asignaturas que considero van a ser de mas utilidad a la hora de realizar mis prácticas, en general creo que todas me han servido para aprender diferentes conocimientos pero de una manera más específica puedo destacar : habilidades sociales, asesoramiento en situaciones de riesgo y conflicto, psicología, proyectos educativosociales para el desarrollo personal, familiar y social, mediación educativosocial y familiar.

A continuación os dejo un vídeo que han realizado compañeras del grado de Educación Social en la Universidad de Huelva, versionando la famosa canción "Despacito" de Luis Fonsi,  para hablar sobre nuestra profesión.
Espero que os guste.




Jornadas Puertas Abiertas: Inscripción.